¿Cuándo suelen detectarse los síntomas?

  • En la Etapa de Educación Infantil, cuando la hiperactividad motriz es muy destacada.
  • En primer curso de Educación Primaria cuando existen dificultades con los primeros aprendizajes.
  • En tercer curso y cuarto de Educación Primaria cuando la impulsividad impide un rendimiento académico hasta ahora adecuado, dado que las tareas, ahora, exigen menos automatismo y más capacidad de planificación y manejo de información.
  • A partir de primer curso de Educación Secundaria cuando hay un predominio de síntomas de inatención, porque desde este momento el nivel de exigencia en el centro educativo es mayor.

¿Qué problemas desencadena?

El TDA/TDAH es uno de los problemas de Psicopatología infantil menos graves pero cuyos SÍNTOMAS SI NO SE CONTROLAN, PUEDEN DESENCADENAR EN UN EFECTO BOLA DE NIEVE LLEGANDO A GENERAR PROBLEMAS MUY GRAVES.

Algunos de los problemas que pueden presentar son:

  • Mal Autoconcepto escolar, familiar y social, que le lleva a una Baja Autoestima.
  • Retraso académico y abandono escolar.
  • Inadaptación Social que comienza con:
    1. Desobediencia.
    2. Negación de sus errores.
    3. Llamadas de atención negativa.
    4. Agresividad.
    5. Conducta Oposicionista y desafiante.
  • Desajuste Emocional:
    1. Síntomas depresivos.
    2. Ansiedad.
    3. Autoconcepto muy negativo oculto, a veces, en una actitud excesivamente prepotente.
    4. Actitud dependiente de los adultos (necesidad de ser centro de atención constante).

¿Qué pueden hacer los padres cuando su hijo/a presenta TDA/TDAH?

  • Buscar información sobre el TDA/TDAH, para que sepan y entiendan por qué se comporta su hijo de esa manera.
  • Tener en cuenta los ” lados fuertes ” del menor, además de los “lados débiles “, para así ayudarle a tener un buen concepto de sí mismo.
  • Dedicar un “tiempo especial” a su hijo e indicarle actividades recreativas, artísticas, deportivas, de hobby…, que ayuden a que haya una conexión positiva entre ambos.
  • Pensar que la Educación de los menores con TDA/TDAH a pesar de las dificultades es muy enriquecedora y ayuda a ser personas equilibradas, justas y resueltas en la resolución de problemas que presentan los menores.
  • Los padres deben clarificar cuando deben actuar con el menor de modo conjunto y cuando deben actuar solos para evitar la sobrecarga física y psíquica.
  • Mantener la calma en situaciones difíciles y para ello deben conocer dichas situaciones que originan la pérdida de control en el menor, pues la ira de los padres lejos de disuadir ciertos comportamientos tienden a empeorarlos. De este modo el menor estará en un ambiente estructurado, tranquilo, sin gritos, donde predomine la calma y el buen humor, pues hay momentos que se pueden afrontar y resolver con esa nota de humor.
  • Motivar y elogiar las conductas adecuadas. Reconocer el esfuerzo que realiza mientras intenta actuar de forma correcta. Lo que para nosotros resulta fácil para ellos puede significar un esfuerzo tremendo.
  • No amenazar: Actuar siempre de forma consistente. Definir unas normas y ser claro, para que el menor en todo momento sepa lo que tiene que hacer. Estasnormas deben estar escritas y puestas en lugares visibles, por ejemplo en el espejo del cuarto de baño, en la puerta del armario de la cocina, en la tapa del canasto de la ropa sucia, en el escritorio, depende siempre de que norma se trate.
  • Siempre hay que favorecer la autonomía personal del menor. Hay que enseñarle a buscar soluciones a los problemas que se le plantean por sus dificultades y comportamientos, pero sin encubrir las faltas que cometa. Por ejemplo cuando miente por encubrir que tiene deberes, cuando rompe algo y dice que no ha sido él, cuando ante cualquier pregunta dice que no sabe por qué ha pasado.

¿Que pueden hacer los profesores cuando tienen alumnos con TDA/TDAH?

  • No concentrarse en los aspectos negativos de su conducta. Bien al contrario hay que comentarle los aspectos positivos de su comportamiento. Hay que elogiarlo y felicitarlo asiduamente cuando se porte de forma correcta, ya que el tiene gran dificultad para conseguir un comportamiento adecuado. Hay quereconocerle sus pequeños éxitos por el esfuerzo que realizan.
  • No prejuzgar al menor de vago, desaire, desinteresado y a la familia de tener culpa de su mal comportamiento.
  • No pensar que sus conductas disruptivas siempre son actos premeditados de desobediencia, rebeldía y desafío, muchas veces son actos propios de suslimitaciones.
  • No subestimar al menor, la mayoría de las veces rinden por debajo de sus posibilidades.
  • No dudar en hacer acomodaciones ambientales y curriculares adecuadas a sus dificultades.
  • Aceptar las dificultades de tener un alumno con TDA/TDAH, habrá que revisar su agenda a diario, animarlo, observarlos reforzarlo positivamente de forma continuada…
  • Ser optimista, tener en cuenta buenas expectativas. Hay que creer en él, suprimir: “éste no cambia, éste es un sinvergüenza…”
  • Saber que las formas tradicionales en la resolución de problemas para los menores con TDA/TDAH no son todo lo útiles que son para otro tipo de alumnado.
  • Se deben realizar actividades que fomenten la integración social del menor con TDA/TDAH dentro del grupo clase.
  • No cargar con todo el problema sólo. Consultar con sus compañeros, intercambiar opiniones con otros profesionales.